domingo, 4 de septiembre de 2011

Capitalismo VS Fascismo: Debate sobre el totalitarismo


Según los libros de historia "oficiales", según lo que se suele enseñar en nuestras escuelas, y según el 99% de las enciclopedias habidas y por haber marcan el siglo XX en un aspecto fundamental, lo suelen llamar el "siglo de los totalitarismos", generalmente, a modo de historieta épica se suele narrar las encarnizadas batallas entre el "mundo libre" y el "mundo totalitario", con feliz desenlace como si de un cuento de hadas se tratase (el final de la historieta tendriamos que emplazarlo en el momento justo de la caída del muro de Berlín).

Se habla de dos grandes monstruos totalitaristas que dominaron la mitad del mundo e icluso amenazaron con su destrucción: el fascismo y el "comunismo*", ante esta reiteración no faltan muchos autocatalogados expertos que no dudan en compararlos de forma simétrica, como si fueran sistemas equiparables en alguna forma, en muchas ocasiones se establece la comparación en la forma de gobierno, el sistema de partidos, el adoctrinamiento o incluso en ¡el sistema económico!

Con esta entrada trataré de demostrar como entre el socialismo y el fascismo no existe casi ningún tipo de aspecto comparable y de cómo incluso el fascismo se encuentro más cercano a la democracia de los paises capitalistas que al socialismo (no refiriéndome a un tipo de socialismo no realizado, sino a ejemplos del socialismo existente)

* Nota: Como Marxista rechazo categóricamente catalogar a ningún pais del mundo como "Comunista", primero, porque ellos mismos no se definían así, segundo, porque para Marx el Comunismo es una fase utópica de la humanidad en la que el Estado como tal desaparece, y con él las clases sociales, esta condición no se ha dado en ninguno de los llamados paises comunistas, países que con sus diferentes matices deberían ser denominados como Socialistas.

- Régimen económico del fascismo y del capitalismo.


Suele decirse que los fascismos han sido equiparables al socialismo en su política económica, argumentos menores son el apelativo del nazismo conocido como "nacional-socialismo", también se suele señalar la militancia de Mussolini en partidos socialistas.

Más llamativo es aún el hecho de que incluso hoy en día, los partidos más cercanos al fascismo en nuestro país (Democracia Nacional, España 2000, Falange, etc.) plantean consignas anticapitalistas y sus propuestas en ocasiones son muy sociales, incluso algunos proponen la nacionalización de la banca y de otros sectores, la apuesta por lo público, etc. muy similar a los programas originales de los fascismos clásicos.

Sin embargo el Fascismo rechaza categóricamente al marxismo, lo rechaza porque para los defensores de este sistema, la lucha de clases que planteaba Marx es una aberración, para ellos lo más importante es el espíritu nacional, el servicio de todos los hombres a la nación, sin importar su clase, el Fascismo es la lucha de todos los hombres de una nación por el bien de ésta por encima de sus intereses de clase, ansiaban ver al patrón y al obrero unidos y no confrontados, desgraciadamente como ya decía Marx la lucha de clases no es algo optativo sino es consustancial a las clases; el fascismo protegía la propiedad privada de los medios de producción, al contrario que el socialismo que apuesta por su eventual eliminación, de esto extraemos lo siguiente:

1º: El fascismo apuesta por la colaboración de empresarios y trabajadores, al igual que el capitalismo, mientras que el socialismo resalta el papel de la lucha de clases (y de que la clase dominante sea precisamente la trabajadora)

2º: El fascismo protege la propiedad privada, sobre todo de los capitalistas, al igual que el capitalismo, el socialismo apuesta por la propiedad pública de los medios de produccion (al menos los mayoritarios) en diversas formas.

3º: El fascismo apoya la existencia de ricos y pobres, de clases, como algo natural al ser humano, igual que el capitalismo, el socialismo lucha por la eliminiación progresiva de estas clases.

Se suele decir que los fascismos han sido regímenes potencialmente sociales, ¿quien no ha oído alguna vez hablar eso de que "Franco trajo la seguridad social"?, sin embargo, para entender esto tenemos que comprender en primera instancia que la España de Franco era un pais capitalista y que como tal se insertaba en una realidad social europea caracterizada por el auge del capitalismo keynesiano, por lo tanto el fascismo no fue algo excepcional en su tiempo sino que tomo los modelos de capitalismo existentes como necesidad perentoria para desactivar la lucha de clases, este aspecto lo explico mas detalladamente en "el fin de la socialdemocracia", esto explica también la existencia de empresas en manos del estado

4º En el fascismo, al igual que en el capitalismo, aquel que gobierna de facto es la clase mas privilegiada, pero no sólo la clase capitalista, hay que tener en cuenta que España como pais atrasado poseía importantes vestigios pos-feudales que aún ejercían una poderosa influencia, esta clase pos-feudal era fundamentalmente terratenientes y nobles de título que no tenían una conciencia ampliamente burguesa, esto explica el atraso económico en el sur de España.

5º Entender que la alianza fundamental que sostiene el régimen fascista es la clase capitalista/privilegiada y los sectores mas reaccionarios de la sociedad (la iglesia como ente feudal), si bien el capitalismo depura a los elementos feudales por ser perniciosos para la economía, entiéndase el capitalismo franquista siempre desde los aspectos sociológicos que configuran la realidad española de la pos-guerra, y entiéndase que en muchos paises capitalistas hoy (sobre todo los subdesarrollados) y en su momento aún pervivian sectores fuertes de la etapa feudal, todos estos sectores que incluso tenían algunos interes contrapuestos se aliaron para combatir al frente popular en la II república española.

6º Comprender el Fascismo como el elemento definitivo de dominio de la clase capitalista y privilegiada en todos los paises, al igual que la socialdemocracia se fundó para sostener el régimen capitalista en un momento de aumento de las luchas obreras y sindicales, el fascismo aparece como la espada que aniquila todas estas luchas obreras de forma sangrienta y brutal cuando ven sus intereses peligrar de forma más clara, se evidencia en las alianzas entre burgueses y fascistas en España, la Alemania Hitleriana, la Italia de Mussolini, e incluso la Chile de Pinochet (apoyada además por sectores del capitalismo norteamericano)

7º Al Fascismo "social" o "keynesiano" de Franco contraponemos el neoliberal practicado por algunos fascismos, ejemplo más claro de este fascismo fue el de Pinochet, poderoso aliado de Reagan y Margaret Thatcher, que aplicó medidas neoliberales en su pais, convirtiendo a Chile en un campo de pruebas para economistas como Milton Friedman.

8º El Fascismo es un elemento por lo tanto generado por el capitalismo para defenderse, cuando el Fascismo deja de ser útil (porque no permita mayor innovación a los capitalistas o necesite dar un lavado de cara al pais para abrirlo a otros mercados) entra en contradicción con la clase que lo vió nacer y desaparece (como en la transición española con la entrada en una democracia burguesa)

9º En general, todos los paises Fascistas han sido regímenes de libre mercado con una intervención económica no superior al de cualquier pais europeo en su etapa Keynesiana, los cuales nunca han sido denominados de otra manera diferente a "capitalistas".

10º En el fascismo los trabajadores siguen en régimen de explotación por el empresario, extrayéndose de él la plusvalía generada por su trabajo y polarizando a las clases sociales, generando grandes diferentes entre ricos y pobres.

En definitiva, hay muchos aspectos a tener en cuenta entre las economicas que caracterizaban a los fascismos y a los regímenes capitalistas, pero fundamentalmente con una comparación pormenorizada nos damos cuenta de que económica es mucho más cercano, sino prácticamente igual, a la economía de los paises capitalistas.

En la próxima entrada hablaré sobre el sistema politico del fascismo y de las democracias capitalistas, cierro la entrada con una frase del gran Bertolt Brech que me inspiró a escribir esta entrada:

"Para mi, el fascismo es una fase histérica del capitalismo, y, por consiguiente, algo muy nuevo y muy viejo. En un país fascista el capitalismo existe solamente como fascismo. Combatirlo es combatir el capitalismo, y bajo su forma más cruda, más insolente, más opresiva, más engañosa.

Entonces, ¿de qué sirve decir la verdad sobre el fascismo -que se condena- si no se dice nada contra el capitalismo que lo origina? Una verdad de este género no reporta ninguna utilidad práctica.

Estar contra el fascismo sin estar contra el capitalismo, rebelarse contra la barbarie que nace de la barbarie, equivale a reclamar una parte del ternero y oponerse a sacrificarlo
."

No hay comentarios:

Publicar un comentario