martes, 27 de diciembre de 2011

Sobre los medios de "información"

Los medios de información, no deberían denominarse como tal, puesto que sólo contribuyen a la masiva desinformación, objetivamente deberiamos llamarlos "medios de comunicación", esto es, de comunicación de intereses vinculados a determinado estado, empresa, multinacional o lobby. Estos medios no contribuyen a la culturización de las masas, solo a su adocenamiento y a su aborregamiento a través de la ultra-saturación audiovisual, imágenes sin contenido, vacías, eso es todo lo que nos espera en cualquier noticiario, por ejemplo, cada vez que el mismo "vocero" del sistema se fustiga admitiendo que vivimos en un mundo de desigualdades crecientes, cuando nos muestran imágenes insoportables de guerras, de niños hambrientos, esqueléticos, de miseria, de muertes, no lo hace para que tomemos conciencia de la situación: cuando un día tras otro una imagen se convierte en una suerte de salvapantallas, en un cuadro de lo cotidiano, repetida hasta la saciedad, sencillamente aprendemos a convivir con ella, a aceptarla como la realidad objetiva inmutable, como los mendigos que vemos en mitad de la calle a los que estamos tan acostumbrados de ver, que nisiquiera dirigimos la mirada (como si de manera infantil creyéramos que al ignorarlos dejan de existir), la televisión y los media han convertido la injusticia en el pan nuestro de cada día, una realidad incómoda con la que debemos convivir y que debemos aceptar sin rechistar, tal es el estado al que nos inducen las imágenes que vemos en pantalla, cuando una imagen no tiene un contenido detrás pierde todo simbolismo, ¿porqué no se explican las condiciones estructurales que provocan la miseria en el tercer mundo? ¿porqué no se explican que son causa de un sistema económico depredador al que no le importan las vidas humanas, solo los intereses económicos de unos pocos? ¿porqué no se dice que son situaciones sostenidas por los paises "democráticos" en beneficio propio? ¿por empresarios, banqueros, y políticos serviles al sistema? como decía Beltort Brecht, oponerse al fascismo sin oponerse al capitalismo equivale a una contradicción, de igual manera combatir la pobreza sin luchar contra la riqueza acaparada por los explotadores es otra en la que mucha gente de la mal llamada izquierda ha caído sin cuestionamiento alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada