viernes, 26 de febrero de 2010

Feminismo.


Soy feminista.

Y tengo que empezar así y dejarlo claro con absoluta determinación. Con orgullo y sin complejos. Porque puedo asumir el discurso feminista en términos comparativos al de un democráta, al de una persona progresista.

Esta entrada está inspirada por un pequeño debate que tuve con un colega, motivado por una profesora de la facultad que muestra sin tapujos sus ideas feministas, sobre el debate he de decir que fue bastante estéril y confuso, así que no entraré en ulteriores detalles ni conclusiones sobre el .

El problema del feminismo hoy es que nadie sabe a ciencia cierta qué es, y yo suelo comenzar, tajante, diciendo que toda mujer debería ser "feminista", ¿porqué? pues por que el hecho de no serlo (o rechazarlo) es tan contradictorio como ser un Rey anti-monárquico, es tirar piedras contra tu propio tejado, y sin embargo, no es ésta la percepción que se tiene del mismo, sino que se ve como una postura radical, de mari-machos trasnochadas, de hippiosas absurdas, de mujeres desquiciadas.

¿Cómo se puede estar tan errado?

Para saber qué es el feminismo, hay que hacer una distinción entre el feminismo en sí, y el denominado "hembrismo". El hembrismo es un término muy poco usado (convenientemente) y que realmente poca gente conoce, lo cual resulta bastante triste, así que dedicaré la entrada a desgranarlo brevemente.



La mayoría de la gente piensa que el feminismo es la contrapartida del machismo, es decir, entendemos como machismo aquellas posturas ideológicas que presuponen un dominio del hombre por encima de la mujer, y que ergo incentivan el patriarcado, por su parte, el feminismo sería entendido como aquellas ideas que fortalecen la idea de la superioridad de la mujer sobre el hombre, y que tratan de imponer una sociedad matriarcal.

Esto es rotundamente falso, la contrapartida exacta del machismo es ese término que usé un poco antes: hembrismo (pincha encima para ver el artículo en la wikipedia), es decir, el hembrismo es una práctica ideológica sexista de opresión de la mujer sobre el hombre, exacto, machismo a la inversa.

El feminismo, en cambio, es algo completamente diferente, el feminismo es una forma de pensamiento que pretende la EQUIPARACIÓN y la IGUALACIÓN de la mujer con el hombre, es decir, el feminismo critica las desigualdades que se dan en las mujeres respecto al hombre, el feminismo no es por lo tanto, una creencia de superioridad, no son feministas aquellas mujeres que dicen que los hombres no servimos para nada (es una postura hembrista) o que tratan a los hombres como basura.

Un feminista es aquel que está en contra del machismo. De la misma manera que demócrata es aquel que está en contra de las dictaduras y el pacifista es aquel que está en contra de la guerra. Es, por lo tanto, no sólo es una idea sana, progresista, y que todos aquellos que se consideren de izquierdas deberian tener en cuenta, sino que además es una corriente que necesita dignificación y veracidad.

Hoy en día, pensarán muchos hombres y mujeres, que el feminismo en nuestras sociedades "igualitarias" es un absurdo. Ni mucho menos. Las mujeres todavía tienen que aguantar muchísimas desigualdades, como las diferencias de salarios, como la discriminación laboral cuando el patrón considera que le resulta más eficaz una persona que no tenga que estar de baja X meses por un embarazo, los techos de cristal existentes y que impiden a las mujeres alcanzar determinados puestos de trabajo, y un largo etcétera.

Con esta entrada pretendo borrar algunos tópicos entorno al feminismo, e incluso recomiendo un uso más normalizado del término. Yo lo digo con orgullo: soy feminista:

PD: para todos aquellos que no comprenden que es el feminismo, esta dibujo disipará vuestras dudas (va por mi amigo, también)


9 comentarios:

  1. yo también soy feminista. Muy buena entrada

    ResponderEliminar
  2. Tambien se tiende a creer que el feminismo es solo para occidentales, y que solo hay una forma de serlo. Feminismo es, ante todo, buscar la igualdad de los seres humanos, sean del genero que sean, incluso si son de los generos nuevos que no aceptan la condicion sexual marcada por las etiquetas sociales.

    Salud camarada

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, de hecho el feminismo en EEUU nace de la mano de los movimientos antiesclavistas, y algo parecido ocurre en Francia... Pero además, hoy sería más conveniente hablar de feminismoS, en plural (Ecofeminismo, Transfeminismo, Queer, Feminismos etnicistas...). Es un tema realmente interesante. Yo también soy FEMINISTA!!!

    ResponderEliminar
  4. Has hecho bien en aclarar los términos. Cuando se discute o debate un tema primero hay que dejar bien claro qué es de lo que se está hablando. ¡Por cierto, ya se te echaba de menos! ;-)

    ResponderEliminar
  5. Para nosotros los hombres es bastante dificil hablar de estos términos ya que, como tu mismo dices, la sociedad en si tiende a tergiversar todo lo hablado y hecho. Desde mi punto de vista como "humano masculino" es que todo esto se acabaria si dejaramos de tanto hablar y tanto luchar por algo que a cada uno desde su género se piensa que le viene inculcado en los genes. A ver, somos iguales y distintos y lo único que tenemos que buscar los dos géneros es hacer nuestra vida con libre albedrío seamos masculinos o femeninos y mirarnos como semejantes con todo el respeto hacia el otro sexo. Un ejemplo: la paridad (yo la llamo la parida nacional). Motivo: ¿por qué tiene que existir el 50% de cargos de cada sexo? Creo que es una discriminación hacia los dos sexos. ¿por qué? Muy sencillo, deberian optar a los cargos todos por IGUAL, ya que quien no se podría encontrar con que tiene un 70% de mujeres aptas para cargos...¿y luego qué? tendría que suprimir un 20% de aptas en favor de un 20% de hombres no aptos, o al contrario si fuera el caso. No dejo de reconocer que la mujer ha sido considerada un ser menor durante mucho tiempo, pero veo con tristeza que ahora que entre todos podriamos solucionarlo racionalmente, hay cierto resquemor por parte del sexo femenino con aire de revancha y pienso que nos dirijimos más hacia un hembrismo que hacia un feminismo y eso no nos beneficia a ninguna de las partes...Uff, casi un post (debería de hacer uno en mi blog)...saludos desde Tauri

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Me acaba de llegar un correo electrónico de izquierda anticapitalista sobre una serie de conferencias que se celebrarán los miércoles del mes de marzo en la Casa de la Paz, plaza del Pumarejo, tituladas: "Sin nosotras no se mueve el mundo". Serán a las 19:30 horas. Dejo la información por si a alguien le puede interesar:

    DÍA 3: MUJER, PRECARIEDAD Y CRISIS
    Judith Carreras (Colectivo feminista L.I.L.A.S., Madrid)
    y Lola Álvarez (Responsable provincial Sindicato Andaluz Trabajadores, SAT, Córdoba)

    DÍA 10: AVANCES Y LIMITACIONES DE LAS POLÍTICAS DE IGUALDAD
    Lina Gálvez (Profesora del doctorado "Investigaciones feministas" de la Univ. Pablo Olavide
    y miembro de la Asociación Mujeres Investigadoras)

    DÍA 17: PROSTITUCIÓN, POLÍTICAS Y REALIDAD
    Carolina Junco, Victoria Frensel y Luis de los Santos (Grupo de Juristas 17 de Marzo)

    DÍA 24: LOS DERECHOS DE CUIDADOS DESDE UN FEMINISMO ANTICAPITALISTA
    Sandra Ezquerra (Miembro de la Comissió 8 de Març, Barcelona)
    y Pastora Filigrana (Oficina de Derechos Sociales de Sevilla)

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. Cada vez conozco a más hombre que predican el feminismo, y es un gran honor para toda feminista como yo!
    La idea de que el feminismo es un rasgo occidental me ha llamado mucho la atención.
    Muy buena entrada!

    ResponderEliminar
  9. Wenas!! Una gran entrada, muy bien explicado lo que es el feminismo. Sin embargo aún continúan existiendo personas que identifican ese feminismo con el hembrismo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar