sábado, 3 de octubre de 2009

Amor económico a primera vista (llamamiento a la izquierda AQUÍ)

Esta semana tuve el placer de empezar por fin a dar mis primeros pasos por el campus universitario, para estudiar opté por el título de grado de Gestión y Administración Pública, el cual empecé con notable interés el pasado lunes, cabe resaltar que empiezo en el primer cuatrimestre con asignaturas como Ciencias Políticas, Economía o Sociología, asignaturas muy importantes sobre todo para formarse una opinión en ciertos temas de actualidad.

El tema era que no sabía muy bien a qué atenerme con el profesor de economía, podía ser cualquier cosa, por la fisonomía uno puede especular ciertos aspectos culturales de cualquier persona, pero tampoco me precipité a tomar juicios rápidos sobre el carácter ideológico de mi profesor.

Pero no hubo lugar a dudas cuando entró ése hombre en el aula, nos miró e inició la clase con la siguiente conclusión que me gustaría que os paráseis a meditar un poco para que me podáis comentar si ya me estoy haciendo viejo y empiezo a prejuzgar a la gente o si hay algo de natural en encasillar a este señor.

-Bueno- empezó tras aclararse un poco la voz- creo que para empezar todo el mundo tendrá claro que el único sistema económico que funciona es el capitalismo, ¿verdad?

"Sí señor -pensé- esto si que es defender con firmeza unas ideas"

Sinceramente me entró algo de calor al pensar en esas palabras, espera espera, ¿tan tajante?, entonces... ¿se acabó? ¿acabas de decir que la izquierda es infantil y obsoleta y que todos debemos rendir pleitesía al Dios Libre mercado pues es sabio y competitivamente eficiente?

Creo que fue amor a primera vista con este querido libegalll de la vieja escuela, cuando empezó a contar que estuvo trabajando en EEUU y colmó de elogios a su sistema democrático de pepsi-coca-coca-cola, arguyendo que se presentan "listas abiertas" (que me parece algo interesante, sin duda) y que cada uno puede elegir a los gestores mas eficientes de la enorme variedad de partidos democráticos que conforman el mapa político americano (burguer king y mcdonald, creo que eran), y sin embargo se le olvidó decir por ejemplo que no existe disciplina de partidos y que para la elaboración de leyes hay que tirar de amiguismos, de sobrecitos y de maletines con dinero al más puro estilo gürtel, entre otras cosas, que para eso lee uno y ve El ala oeste de la casa blanca

La cosa es que él y yo convertimos la clase en un debate continúo sobre capitalismo sí capitalismo no, y sobre que es el comunismo, frente al evidente disgusto que me suscitaba que pusieran a la URSS o a China de "socialistas"; lo que pasa es que en el debate -alternativas al capitalismo- tampoco le podía plantear exactamente el socialismo o el comunismo como opciones porque todo derivaba para mi querido profesor en el fracaso soviético o en la pobreza cubana, no fui capaz de plantearle exactamente mi ideal de sistema económico -estuve poco ágil en ése sentido- aunque traté de poner como ejemplo los modelos nórdicos (finlandia, noruega, etc...) que están basados en principios eminentemente izquierdistas (presión fiscal elevada, sindicatos fuertes, gran estado de bienestar), pero él seguía dando la vuelta a la tortilla y espetó: "los paises nórdicos son capitalistas", "efectivamente, le tuve que decir", porque él manifestaba que el capitalismo era un sistema en el que existia un mercado y propiedad privada y que en el socialismo todo pertenecía a todos -quizá en el primigenio- de todas maneras hay una cosa que me molesta soberanamente y que me suscitó algunas reflexiones

Cuando se habla de capitalismo pensamos en las grandes urbes, en la tarjeta de crédito para poder ir a comprar y a consumir al supermercado, a los ordenadores, no sé, creo que en definitiva a los ideales del american way of life -una somera paparrucha-, mientras que en el socialismo siempre estamos pensando en el simpático Mao Zedong o en ese sensible ser humano llamado Stalin. No lo acepto.

Cuando hablamos de capitalismo hablamos del sistema económico moderno, que es un sistema sustentado por el estado, algo inconcebible para los proto-liberales y para Adam Smith, de la misma manera que no planteamos el capitalisma en su forma bruta, en su forma primitiva (por que realmente el capitalismo está concebido como un sistema exento de control estatal, puesto que la planificación gubernamental supone unas restricciones de la llama "libertad individual" que hoy en día que podriamos denominar más acertadamente como "libertad para especular"), nadie piensa por lo tanto en ella, de hecho, en el siglo XIX el modelo capitalista era manifiestamente inestable, tanto es así que EEUU pasó en un período de 30 años varias crisis que le hicieron pasar un total de 15 años en recesión. El socialismo-comunismo entonces no es hoy tampoco aquella vieja idea hippiense de bienes para todos y burgueses colgados en plaza del pueblo, esto es lo que me molesta.

De hecho ¿porqué demonios se habla de comunismo en la experiencia soviética o en la república popular china? cualquiera que haya leido un poco sabe que ESO no tiene nada que ver con lo que planteaba Marx y Engels, aunque el socialismo tiene varias facetas principalmente se desarrolló entorno a la idea de la desaparición del estado, para ellos los partidos obreros debían acceder al poder y desmantelar el estado, tendría que existir una fase llamada "dictadura del proletariado" en la que la clase obrera poseyera los medios de producción de las empresas a la fuerza y cuando las clases fueran eventualmente disolviéndose el estado dejaría de existir y se crearía una sociedad socialista en el que no existen patrones ni oligarquías y las empresas se gestionan de forma cooperativa y mediante la participación de todos los trabajadores.

Esto es comunismo, destrucción del estado, abolición de clases y control económico por parte del obrero, ¿que fueron China y la URSS? pues países ultra-burocratizados gobernados por oligarquías (y no por obreros) en las que no existía sindicación y en las que en última instancia tomaban las decisiones cuatro poderosos, esto yo lo denonimo y se suele denominar como "capitalismo de estado", puesto que sigue existiendo una fuerte represión hacia las clases populares y una enorme explotación. El principal problema para los partidos obreros era que nunca tuvieron mayorias parlamentarias, por lo que tuvieron que ir cambiando su discurso a uno más descafeindo adoptando diversas ideas del estatismo y del liberalismo reformista, finalmente bajo la influencia de los fabianos, bolcheviques, y el eminente capitalismo de estado adoptaron y sentaron la base de sus proclamas ideologicos que pasaron de ser el control democratico de los medios de producción por parte de los trabajadores al control del mercado por parte del estado y de la nacionalización de los recursos al considerar que el estado era democrático, esta idea, como comento, no tiene nada que ver con la idea de socialismo real. Todo esto no lo llegué a expresar en clase.

Pero claro, para los liberales sigue siendo más sugerente denominar estos sistemas como comunistas o socialistas porque esto crea miedo en la población a esas ideas y les hace creer que no se pueden tomar alternativas por la izquierda, este mensaje ha calado muy hondo en las clases populares y en mi opinión mi profesor estuvo desarrollando un acto de proselitismo visceral con su clase. Es decir, y no me cabe duda, nos está formando para ser auténticos liberales.

Si de entrada en una clase de economía ya nos dicen que abandonemos nuestras ideas "revolucionarias" y que aceptemos que el capitalismo ha venido para quedarse entonces es que no sé para qué seguir peleando por crear una economia más participativa y más de izquierdas. Como izquierdista y social-demócrata que soy lo veo una necesidad. El problema es que la dialéctica liberal es muy efectiva y tiene ejemplos de gran representatividad, aunque tambien sirve de forma muy representativa decir que el capitalismo es el sistema que ha servido de paraguas para la creación de un mundo lleno de brutales desigualdas, de pobreza, hambre y miseria. No sé, creo que en estos momentos siento una gran impotencia, por no haber podido defender unas argumentaciones serias de cara a un amplio grupo de debate que pudiera haber suscitado en mucha gente algún tipo de reflexión interna. Vivimos una época complicada, porque las alternativas son desdeñadas sistemáticamente, y tratar de establecer un cambio para algo es visto como radical y demente.

Los socialistas del siglo XXI, que creemos por una lado en una democracia real participativa sin que ello incurra en la desaparición del mercado, tenemos una complicada tarea por delante, presentar nuestras alternativas como algo sostenible y realizable, no sé si consideraréis que debemos empezar a hablar de economía mixta o debemos de aceptar que, capitalismo habrá, pero que podemos darle una cara más humana y social (idealismos aparte, vivimos en un mundo globalizado y capitalista en su conjunto luego tenemos la obligación de ser realistas)

En éstos momentos, quiero emprender un rearme ideológico, regresar al polvorín y tener las armas dialecticas a punto para los embites de mi profesor, lo que os propongo es que os suméis y aportéis argumentos para poder establecer una defensa útil en los debates económicos.

¡Salud, y adelante!

4 comentarios:

  1. Un profesor que no sabe dejar sus pensamientos ideológicos en el pasillo antes de entrar al aula es un mal profesor... Por lo demás no tengo nada que objetar, estoy de acuerdo sobre lo que has dicho de la izquierda del siglo XXI; tiene que adaptarse, modificar el rol que ha de jugar hoy en día en nuestra sociedad, pero sin abandonar por ello lo que hace que la izquierda sea la izquierda.

    ResponderEliminar
  2. Cuánto me alegra encontarme con un poco de disidencia!!! Entré en tu blog por casualidad, estabas linkado en otro que suelo visitar. Me gustan tus planteamientos! Este post, concretamente, me ha gustado, y no me ha sorprendido para nada. Desde que se convierte en hegemónico el pensamiento de Adam Smith se produce una naturalización y esencialización de las "bondades" del capitalismo (aquella idea de que el crecimiento económico o beneficio individual conduce al bien público). Por la defensa a ultranza que se realiza comúnmente de este sistema económico, pareciera que el capitalismo existiera desde siempre...y ¡resulta que sólo existe desde hace 1 par de siglos! ¿Qué pasa entonces con el resto de la historia de la humanidad? ¿Y los pueblos que hasta hace muy poco tiempo no funcionaban de esta manera? ...Se podrían hacer, por tanto, muchas objeciones a este supuesto que se toma como ley universal. Yo le recomendaría a tu profesor que leyera un poco más, autores como Eric Wolf, Piort Kropotkin, Marcel Mauss, Marshall Sahlins, Hanna Arendt...y tantos otros...
    Siento la extensión del comentario, aún así se me han quedado cosas en el tintero.....
    Un saludo!!!:(

    ResponderEliminar
  3. Buenas,

    Mañana viernes a las 8 de la tarde en el Guadalinfo, reunión para ultimar los detalles del Villablog.

    Allí nos vemos!

    ResponderEliminar
  4. .Es importantísimo en la dialéctica saber tener sangre fría para poder razonar de forma rápida y rebatir los argumentos del contrario. Si te puede la pasión estarás a veces bloqueado y el contrincante lo sabrá rápidamente y podrá con tus argumentos.
    Eres joven y requieres de enfrentamientos dialécticos de este tipo para que adquieras experiencia. No está mal tener profesores como este para mantener debates interesantes que te puedan pulir.
    Los argumentos anticapitalistas en la actualidad deben estar basados en la profunda crisis y sus repercusiones en la clase obrera.
    Animo y a seguir en la lucha

    ResponderEliminar